Skip to content

Main Menu

Reunión por el Día de la trabajadora doméstica en el MTSS

Como todos los años, en conmemoración del día de la trabajadora doméstica se reúnen en el Ministerio de Trabajo integrantes de la Liga de Amas de Casa, sindicato de empleadas domésticas, BPS y del propio ministerio.

A continuación transcribimos el discurso de la Sra. Mabel Lorenzo de Sánchez mantuvo en esa ocasión

En nombre de LACCU nuestras muy sinceras felicitaciones a todas las trabajadoras domésticas remuneradas, que día a día contribuyen con su esfuerzo a cumplimentar la calidad de vida de los hogares uruguayos. Se están cumpliendo 9 años de la primera reunión de Consejo de Salarios. Conocemos la infatigable determinación de las componentes del Sindicato con las que hemos sostenido múltiples reuniones siempre con buen clima y excelente disposición. Actualmente han asumido nuevas autoridades con las que estamos iniciando una relación que a no dudar conducirá a nuevas conquistas por el bien del Grupo 21. De modo que bienvenidas al ruedo.

Agradecemos la invitación que se nos envió, se ha hecho habitual esta cita en Agosto a la que siempre hemos respondido puntualmente, nos permite reflejar nuestro estado de ánimo siempre dispuesto al trabajo conjunto. Sr. Ministro Maestro Ernesto Murro, Sr. Presidente del BPS Ever Galli, apreciados anfitriones, festejemos juntos el privilegio que se nos concede a todos los que participamos en esta gesta que se inició el 19 se agosto de 2008.

Paso a un breve balance, aquel principio que tanto nos comprometió, en el cual vivimos de nuestra parte un pasaje de estados de ánimo muy dramáticos, nos hizo ver que si lo que pretendíamos era un presente saludable y un futuro promisorio había que incluirse en el trabajo constante y minucioso de conquistas básicas. Lo principal tener claro el objetivo, expresarse mediante un diálogo sincero, sin vueltas, con el propósito de la acción por el bien  común. Desde el primer encuentro, sin vueltas se dijo que el objetivo era el conseguir el máximo de formalización en el sector y la formulación del contrato de trabajo por escrito.

Todos saben que la formalización ha tenido un crecimiento exponencial, para bien de todos los involucrados no hay que detenerse en este intento hasta llegar a la excelencia. La propuesta sobre el contrato por escrito está del lado de las frustraciones, se sigue trabajando…

Para entonarnos expreso que en este período se firmaron 4 convenios con contenido de excelencia, clara redacción y lucidez en los términos. Determinaron la hoja de ruta, dando certezas y marcando el rumbo de la relación entre las partes. Nuestros representados, los empleadores, son quienes nos marcan el rumbo, quienes nos señalan sus penas y conformidades. Se trata de un grupo heterogéneo, con muchas particularidades a tener en cuenta, requiere dedicación y cuidado para ofrecer soluciones a la infinidad de conflictos que se plantean. Hay que destacar como fundamental en este proceso la instalación de los Consultorios Jurídicos Laborales, se han constituido en espacios de intransferible eficacia para la difusión, comprensión y beneficio general. La Liga ha recibido en estos años miles de consultas por diferentes vías: teléfono, mail, presenciales que ponen en evidencia las enormes carencias de los empleadores que refieren a sus conocimientos sobre sus derechos y obligaciones respecto a la relación con la trabajadora doméstica. El beneficio prestado por el Consultorio es de incalculable valor, es de destacar nuestra gran satisfacción por todo lo actuado y nos cumple agradecer la tarea desplegada por su Director Dr. Hugo Barone y del Dr. Federico Amoros.

Hoy pienso que hay una historia que les debo contar. Me quiero remontar a diez años atrás, año 2007, llegó a la Liga un recado, se nos acercó una propuesta, se nos dijo que se nos visualizaba como un grupo con el perfil que encajaba para intervenir en los Consejos de Salarios como representantes de los empleadores de trabajadores domésticos, grupo 21.

Primero la sorpresa por algo inesperado, luego la reflexión,  el intercambio de pareceres, la discusión. La Liga nunca dejó de responder y ese no iba a ser el momento, nuestra asociación ya tenía más de 12 años de existencia. Se transitó el camino apropiado, la consulta a los socios a través de la convocatoria a Asamblea General Extraordinaria. Fue una instancia difícil, no era cuestión de presentar un producto, ni de instalar un proyecto atrevido para desarrollar una mejora de gestión. Era un desafío, significaba asumir la representación de un sector de la sociedad, un compromiso de peso. Se cambiaron pareceres con filosas discrepancias. Sometido a votación se aprobó por mayoría el incorporarse al mundo de los Consejos de Salarios. La prensa se acercó ávida de noticias y llegaron las preguntas:   ¿Por qué? ¿Se sienten habilitadas para la tarea? ¿Conocen el tema? ¿No les acobarda incluirse en el mundo de las negociaciones colectivas? ¿Están prontas para enfrentar turbulencias al por mayor? Fue una sinfonía con acordes dramáticos.

Tomada la resolución nos pusimos a redactar las condiciones de nuestra aceptación. Pusimos en claro nuestra identidad y compromiso. Se entregó nota Al Ministro de Trabajo Sr. Bonomi y al Sub Secretario Dr. Bruni. No ignorábamos la relevancia de la actuación de los Consejos de Salarios, como experiencia de diálogo social, estrechamente vinculada a una concepción ética de la coexistencia democrática .Por ello dijimos en nuestra respuesta que si de nuestra aceptación se sumaran beneficios a la mejor calidad de vida de la población, esa circunstancia era la que nos impulsaba a asumir el compromiso. El 9 de julio de 2008 se nos notifica que LACCU comenzará su representación en los Consejos. Por nota formal decimos que asumimos la tarea, contando aportar el máximo de eficiencia, advirtiendo que siempre y en cuanto no hubiere otra institución que se sintiere más legitimada para el desarrollo de este fin, en cuyo caso daríamos un paso al costado. También expresamos que requeríamos apoyo técnico jurídico por parte del MTSS para realizar este cometido. No teníamos experiencia ni conocimientos previos, era lógico manifestarlo, íbamos a incursionar en un ámbito diferente. Así llegamos al 19/8/2008 primera reunión del Grupo 21, experiencia única e inolvidable. De nuestra parte expectativas, preguntas, tensión. Seguramente no éramos conscientes del valor de ese momento. Nació un espacio de dialogo único. Fue histórico. Estamos creando, hemos gestado algo muy especial, lleva nuestra marca y no podemos permitirnos el escribir esta historia sin grandeza.


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional