Skip to content

Main Menu

Jubilación

Desde nuestro comienzo luchamos por la tan ansiada jubilación, derecho postergado para esta trabajadora del hogar que no se reconoce su labor por el simple hecho que no es remunerado.

Desde los años 50 se han formulado proyectos para la jubilación de las amas de casa, ninguno prosperó.

Pretendemos obtener la jubilación haciendo aportes.

Hay ejemplos a nivel mundial de que es posible.

Tenemos la presidencia de la Federación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del MERCOSUR y observamos que la Argentina, Brasil y Paraguay han consagrado el derecho de jubilación del ama de casa.

Creemos que ya es tiempo de terminar con esta injusticia en nuestro país.

Es triste tener esa dependencia económica, no sentir nada propio


Haciendo memoria

          Desde su creación, hace 17 años, la Liga dentro de sus cometidos principales ha procurado que en nuestro país se llegue a aprobar la tan necesaria jubilación para el ama de casa. Se han sucedido diferentes gobiernos en la conducción de los destinos en nuestro territorio. Sin embargo ese propósito sigue como asignatura pendiente.  Parece inverosímil que la tarea que una persona ejerce en el ámbito de su hogar, no sea considerada un trabajo. Si la misma función es ejercida por un tercero, allí sí se califica como trabajo.

          Esta extraña dicotomía, tiene sus consecuencias en perjuicio de quien la ejerce en forma generosa y sin cargo, pues nunca llegará a ser un sujeto de derecho por sí mismo frente al BPS. Se le niega uno de los derechos más importantes como ser la atención de su salud, y cuando lleguen los tiempos en que las fuerzas declinan no habrá generado ningún derecho de percibir renta por un trabajo que ha efectuado, pero no se evalúa como tal.

           Nuestro país, que otrora ha sido avanzado en cuanto a leyes sociales, en este tema ha quedado rezagado incluso al lado de sus vecinos más cercanos. Dicha jubilación existe para las amas de casa de Brasil, Argentina y Paraguay. Nosotros seguimos esperando… ¿Será que quienes nos conducen, no tienen la capacidad de dimensionar esa posibilidad? Hablando genéricamente así parece. Pero debemos hacer justicia y  rescatar a aquellos que sí la tuvieron. Entonces haciendo memoria recordamos:

  1. Proyecto elaborado y presentado al parlamento  ( año 1955 ) por el Dr. Amílcar Vasconcellos.
  2. Pasaron varios años y en 1980 la Dra. Sofía Álvarez de Demicheli,  fue la autora de otro intento de incluir al ama de casa en la seguridad social.
  3. Poco tiempo después en 1985, la Dra. Raquel Macedo de Sheppard, ocupando banca de senadora en ese entonces, insistió con otro proyecto sobre el mismo tema.  Estos dos últimos proyectos tenían su forma de financiamento.
  4. Posteriormente tanto la periodista Nelly Fernández  y  la Dra. María Cosse hicieron una serie de propuestas legislativas centradas en el tema de familia y trabajo.
  5. Corría el año 1997, y  la Sra. Edil Prof. Gladys Pérez de Coirolo del Dpto. de Durazno, nos hizo llegar un proyecto de resolución sobre derechos jubilatorios de los trabajadores con responsabilidades familiares, el cual fue aprobado por la Junta Dptal. de Durazno y por el Congreso de Intendentes.
  6. Un año después el Licenciado Hugo Fernández Faingold fue autor de un nuevo proyecto de ley, que en ese entonces contaba con opiniones favorables de los Dres. Julio María Sanguinetti y Hugo Batalla.
  7. En diciembre 2008 y como parte de la plataforma electoral del Dr. Jorge Larrañaga, la diputada  Sandra Etcheverry  propicia un proyecto de ley de jubilación para al ama de casa que se financiaría con los aportes de los beneficiados (esposos, hijos, etc. ) por esa tarea. Dicho proyecto queda para análisis de la Comisión  de Seguridad Social de diputados. La mencionada diputada se entrevista con el Ministro de Trabajo, Eduardo Bonomi, como asimismo con el Sr. Murro, Presidente del BPS. Lamentablemente no  contará con el apoyo de dichas autoridades.
  8. Posteriormente en marzo de 2010 la diputada nacionalista  Dra. Ana  Lía  Piñeyrúa, en una conferencia de prensa en el anexo del Palacio Legislativo ,a la  que fueron invitadas las integrantes de nuestra Liga, presenta un nuevo proyecto con el mismo fin. En este caso la financiación correría con cargo a Rentas Generales, y permitiría integrar las actividades domésticas a otras que se hubieren ejercido anterior, concomitantemente o posteriormente para computarlas  al haber jubilatorio.        

                Resumiendo lo expuesto, la conclusión es que aisladamente, alguno de nuestros representantes ha sentido la necesidad de llenar ese enorme hueco de la seguridad social, y reparar la flagrante injusticia de ignorar ese gran e imprescindible colectivo social que permite con su abnegada entrega el funcionamiento de la principal célula de la sociedad como es la FAMiILIA.

 

 

 

Julia Lafon

Comisión Seguridad Social