Skip to content

Main Menu

Noche de Reyes

En el siglo pasado hace muchos años los señores Reyes Magos un 5 de Enero depositaron en los zapatos de una hermosa veinteañera a una bebé de grandes ojos castaños.
Gloria y Carlos los jóvenes padres recibieron en su casa a tan esperado tesoro, le llamaron Mabel, y la infanta se adueñó de ese hogar.
Como primer hija, primer nieta, primer sobrina, gozó de todos los mimos y cuidados.
Hoy con mucho más de medio siglo a cuestas me pongo a reflexionar sobre este tránsito tan especial, vivir la vida. Vivir la vida de tal suerte que viva quede en la muerte.
No planté ningún árbol. No escribí ningún libro, no he tenido hijos.
He tenido un hermoso jardín, todos los días disfruto de plantas y flores en mi hogar.
Si bien no soy autora de ninguna obra de literatura, puedo decir que son múltiples mis redacciones, me interesa la comunicación por escrito.
Los hijos no llegaron, 44 años de matrimonio sólido y armonioso, sin lograr descendencia, con muchos afectos, afinidades, desde hace 20 años creando la Liga de Amas de Casa, sentí que daba a luz .
Este mundo de transiciones es sorprendente, cada paso nos conduce a situaciones inéditas, debemos sobrevivir.
A todos les digo, si algo le llega de este mensaje, por favor una palabra, un comentario, una crítica, un aplauso.
No quiero acumular años, ni riquezas, mi meta es forjar amistades sólidas, concretar proyectos sustentables y obtener el máximo de calidad de vida para todos.

Mabel Lorenzo de Sánchez
Ama de Casa
Presidente de LACCU


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional