Skip to content

Main Menu

Las NI -NI del hogar

NI-NI¿Debemos considerarnos así? Ni aportamos, ni generamos derechos por nuestra actividad. No obstante tenemos obligaciones, el cuidado de la familia menores o mayores deben ser ejercidos so pena que  puedan acusarnos de omisión y llevarnos ante la justicia. En nuestra actividad hogareña no generamos ningún derecho, ni el tan elemental de asegurarnos un cuidado de salud, la conclusión parece obvia. ¿Tendremos que ser eternas dependientes de un sujeto aportante al BPS para obtenerlo? Generalmente esta tarea, es mayoritariamente desempeñada por el sexo femenino. Por lo visto es otra de las formas de discriminación que secularmente han recaído sobre nuestro colectivo. Sin duda es totalmente injusto, ser invisibles a los ojos de quienes conducen los destinos de nuestro país, pero es la realidad que vivimos y sufrimos desde siempre en nuestro país.

Proyectos para subsanar esa situación han existido desde hace más de seis décadas, pero siempre han terminado en algún ignoto cajón. Se ha buscado aumentar la representación femenina dentro del legislativo nacional, pero incluso desde allí no hemos sido visualizadas. Es cierto, la iniciativa en la materia debe tenerla el Poder Ejecutivo; pero un gesto de reconocimiento de dicha actividad por el legislativo femenino hubiera sido apropiado.

En virtud que en países vecinos la actividad hogareña, genera derechos sociales y también en otras sociedades fuera de nuestro continente, nuestra expectativa tiene fuentes de referencia. Nadie debe esperar dádivas sin contraprestación, pero ya que tenemos obligaciones deberíamos tener derechos acordes.

Karina

 


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional