Skip to content

Main Menu

Editorial. Visiones de integrantes de la Liga de Amas de Casa II

Nosotros los culpables

Esa desagradable impresión se reitera cada vez más seguido, el bolsillo debe tener algún agujero. No obstante ser sensato y cuidadoso para llegar a fin de mes, lo que llega al bolsillo se licúa rápidamente. Según las notas periodísticas, los Supermercados, Cambadu y demás integrantes de ventas minoristas, son ” tomadores de precios”. Entonces qué nos resta a nosotros que somos el último eslabón de la cadena de consumo, sino ahogarnos por esa avalancha de los tomadores que nos precedieron. No obstante ello “el alto nivel del consumo doméstico convalida los precios” o sea la inflación. Así declara el Sr. Presidente del Banco Central Ec. Mario Bergara. Como amas de casa no podemos dejar de asombrarnos que tengamos parte de la responsabilidad de la inflación que nos aqueja. Así valora la situación uno de los más conspicuos integrantes de la cúpula económica que nos gobierna. ¿Acaso considera que somos “clientes cautivos” de varias empresas públicas (creadas para defendernos de las especulaciones del capital privado) y que nos someten a tarifas que superan la inflación acaecida? Bueno; espíritu de colaboración no nos falta, y así contribuimos a paliar déficits varios, aunque más no sea para no retrotraernos a un estilo de vida propio del Paleolítico… Asimismo nos endilgan sesudas explicaciones, para hacernos visualizar que no sabemos apreciar que las buenas administraciones que se han llevado a cabo, es lo que permite que esas tarifas no hayan sido mayores.

Es obvio que nos falta visión de gobierno; sólo apreciamos con la capacidad de nuestro bolsillo. Es por ello que la mayoría de nosotros concurrimos a ferias vecinales (desafiando las inclemencias climáticas), y allí se busca “estirar” el rendimiento del presupuesto familiar. Allí estamos jóvenes y viejos, algunos de estos últimos con pocas fuerzas arrastrando carritos que sin estar muy voluminosos les implica un gran esfuerzo.

Si tenemos alguna cuota parte de responsabilidad en los aumentos, es muy a pesar nuestro. Ahora desde el MEF. se pone a nuestro alcance una “herramienta para el control social de precios”, que consiste en una aplicación para que podamos visualizar según los diferentes barrios donde podemos hallar los comercios que son más convenientes. Sin duda que por nuestro propio beneficio la usaremos, y contribuiremos una vez más, a “gestar calidad de vida”. También esperamos lógica y seriedad por parte de quienes nos gobiernan, y no recurrir al tan manido recurso de que la culpa siempre es ajena.

Julia


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional