Skip to content

Main Menu

Editorial. Visiones de integrantes de la Liga de Amas de Casa I

La realidad nos alcanza…

Había una vez un país al que habían llamado Río de los Pájaros Pintados mientras otros les decían Uruguay y le habían dicho a sus habitantes que la palabra ajuste desapreciaría del diccionario, que el salario real iba a acrecentar su poder económico todos los años, que el dolar estaría barato, que los uruguayos podrían gastar tanto como quisieran, que el índice de desempleo bajaría hasta números ridículos, que la inflación estaría controlada, en donde las inversiones lloverían por doquier, que ya no tendrían que tener miedo de lo que les sucediera a sus vecinos, que los precios de las materias primas estarían siempre muy elevados y si bien esto los beneficiaría, el perjuicio de tener que aumentar los precios internos no se sentiría pues el poder de compra sería cada vez mayor, que tenían derecho a irse de vacaciones, a tener empleada domésticas, celulares caros, TV de plasma… Si Tomás Moro viviera diría que habíamos llegado a la isla de Utopía pero como todo libro llega a su fin, también estamos viviendo el fin de una etapa.

Los uruguayos debemos entender que los tiempos difíciles no se aproximan, ¡están aquí!, y va más allá de las políticas económicas del gobierno de turno. En el mundo han cambiado las circunstancias, se restringe el crédito internacional, nuestros vecinos se encuentran en una situación muy caótica tanto política como económica y eso más tarde o más temprano nos afectarán, el gobierno necesita dinero para seguir moviendo su maquinaria y ya no alcanza con aumentar las tarifas, tienen que aumentar los impuestos o crear nuevos, la materias primas han bajado y si bien nos beneficia porque bajó el petróleo, Uruguay vive de la exportación de las mismas. La inflación parece un auto en bajada al que no le funciona los frenos y cada vez anda a más velocidad. Los sueldos, a pesar de los incrementos salariales, ya no alcanzan y el descontrol en los aumentos de precios hace que cada vez que salimos a comprar tengamos que llevar el dinero en el carrito de las compras y volver con la mercadería en el monedero.

La Liga está atenta a todos estos problemas, ya en otras oportunidades ha dado consejos para esta situación.

Hay que estar alertas para que no nos metan la mano en el bolsillo. En Uruguay no hay precios máximos, ni fijos, así que en esta situación lo único que nos queda es CAMINAR y buscar precios.

Sabemos que para muchos, por sus horarios y trabajo, les es un tanto incómodo pero no son tiempos fáciles, la comodidad debe quedarse en la Isla de Utopía, hoy es tiempo de acción aunque no nos guste.

Debemos pensar muy bien antes de hacer un gasto o meternos en un crédito porque hoy tenemos el dinero y el trabajo para pagarlos, mañana no sabemos.

Tengamos fe que esta es una tormenta fuerte y pronto pasará pero por las dudas busquen refugio lo antes posible o se mojarán con la lluvia y terminarán enfermándose.

Vilma Edith

 


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional