Skip to content

Main Menu

Cuidemos al turista

Desde hace algún tiempo la Dirección General Impositiva (DGI) realiza, fundamentalmente en los períodos de Alta Temporada, campañas de abordaje a los turistas con la finalidad de indagar sobre el tema de arrendamientos, en especial alquileres costosos. Se aclara que los consultados no tienen obligación de contestar, que no son pasibles de ninguna sación o responsabilidad y que el hecho implicará, a lo sumo, la pérdida de unos minutos.

Se publican estadísticas que hablan de una mejora en los porcentajes de turistas que ingresan al país y que ello significa para el país mayores ingresos, con cifras únicas en el mundo

Desde la LACCU nos preguntamos si esa actitud invasiva de la DGI es oportuna.

El turista planea sus vacaciones pretendiendo en máximo de seguridad, confort, tranquilidad, hospitalidad.

Somos un país que no se puede dar el lujo de espantar a los turistas interrogándolos sobre el monto, circunstancias y demás elementos que corresponden al ámbito privado. Por otra parte, los funcionarios de la DGI, por más que exhiban sus credenciales, generará inseguridad al estar invadiendo la privacidad.

Esta medida es impropia.

La DGI debe implementar las tareas de fiscalización, estableciendo controles que indiquen la eficacia del Ente en prosecución de sus fines sin dejar por el camino la imagen y la categoría de nuestro país como anfitrión del turista.

¡Cuidemos al turista!