Skip to content

Main Menu

7 consejos para ser un buen consumidor

Ser un buen consumidor es cuidar su dinero. Para ello, la primera decisión es poder discernir, entre comprar algo útil y que necesito o algo que me gusta, ante ese dilema la respuesta debe ser la de comprar cosas necesarias en primer lugar.

Antes de comprar un producto o contratar un servicio se debe analizar si en verdad se necesita, si se trata de una compra superflua no debe realizarse.

Un buen consumidor planifica, tiene un presupuesto, conoce los ingresos familiares y sabe identificar los gastos indispensables de lo que no lo son. Ese buen consumidor no deber tener todas las tarjetas de crédito utilizadas al máximo y no debe estar debiendo dinero a amigos y familiares sin motivo y fuera de sus límites de pago. Antes de salir de compras, es bueno tener una lista y un presupuesto, y no salirse del mismo.

Un buen consumidor sabe que un mismo producto varía de precio entre un comercio y otro, sabe que al buscar y comparar puede tener ahorros importantes. De allí, la importancia de no comprar apurado ni a última hora.

Para cuidar su dinero y ser un buen consumidor, compartimos algunos consejos:


1.) Desconfíe de un negocio que parezca demasiado bueno para ser cierto. El consumidor debe analizar la publicidad, no dejarse llevar por marcas y no necesariamente lo más caro es mejor.  Comparar precio y calidad es una labor importante para realizar una buena compra.

2.) No comparta información personal con personas a las que no conoce o en las que no confía. Proteja su privacidad y evite el uso no autorizado de su información personal.

3.) Lea y entienda cualquier contrato o documento antes de firmarlo. No firme un documento con espacios en blanco o cuyos términos no entienda.

4.) Antes de comprar algo o realizar un trabajo en su casa o reparar su vehículo, obtenga cotizaciones de varios contratistas y tome la que más le convenga.

5.) No compre si está apurado o estresado. También es recomendable evitar hacer compras importantes en períodos difíciles. Está comprobado que no es el mejor momento para hacer compras en situaciones de estrés o cuando se tienen problemas familiares o personales.

6.) Un buen consumidor aunque sea difícil, también ahorra, trata siempre de tener un colchón para hacer frente a gastos imprevistos que nunca faltan.

7.) Un buen consumidor no desperdicia la comida, ni desecha cosas que todavía le sirven o que le puedan ser útiles a familiares, amigos u otras personas, como juguetes, libros o ropa.

Ese buen consumidor debe de solicitar siempre en toda compra o contratación de un servicio toda la documentación, bien el contrato y siempre la factura que acredite su compra, ya que podría servirle como prueba para cualquier reclamo.

 

Por José Grasso Vecchio (@josegrasso) (*) http://blog.banesco.com/7-consejos-para-ser-un-buen-consumidor/


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional