Skip to content

Main Menu

1° de Mayo – Día Internacional de los Trabajadores

LAS AMAS DE CASA SON DISCRIMINADAS BUSCAMOS EQUIDAD

La Liga de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios del Uruguay quiere saludar a TODOS los trabajadores remunerados y no remunerados que habitan el país a pesar de la difícil situación que todos estamos viviendo debido a la emergencia sanitaria.

La pandemia del COVID-19 ha producido cambios muy importantes en las distintas actividades y somos las amas de casa uno de los grupos que debimos adaptarnos a esta nueva realidad. Teniendo en casa a trabajadores y estudiantes no solo debemos atenderme a los quehaceres domésticos sino a ser árbitros de la familia estableciendo lugares de trabajo y estudio. Aprender a utilizar las nuevas tecnologías no solo para el trabajo sino para acompañar la educación de nuestros hijos. Las consultas médicas ya no son presenciales lo mismo que muchos trámites en la administración públicas. Debemos realizarla por teléfono o vía web. Aprender cómo se utilizan las apps para las compras en los supermercados y otros negocios. Si la situación mundial fuera tan trágica hasta daría risa saber que llegamos al mundo de los Supersónicos (serie de dibujos animados ambientada en año 2062 creada por Hanna-Barbera en 1962)

Es una jornada que se ha utilizado habitualmente para plantear diferentes reivindicaciones sociales y laborales, y aun en este difícil momento queremos realizar una afirmación que hemos repetido hasta el cansancio y ha quedado siempre en el olvido: las Amas de Casa somos trabajadores que por no recibir ninguna remuneración nadie toma en cuenta. Hay que resaltar nuestro aporte a la familia, a la sociedad y a la economía del país, merecernos una jubilación por nuestra contribución a la comunidad.

Esta no es una idea descabellada, no es un capricho. Muchos países en el mundo ya la han otorgado y hace años miles de personas perciben esta compensación. Esto no hace más que marcar la indiferencia y menosprecio a nuestra actividad.

Esta inequidad, al no reconocernos como trabajadoras y por consiguiente privarnos de la jubilación, es otra muestra de discriminación, violencia de género y maltrato. Es perverso nunca haber tocado el tema puntualmente, nos preguntamos ¿por qué? Hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta que nos convenza.

Un gran número de proyectos duermen en los cajones del Palacio Legislativo que bostezan cuando estamos cerca de las elecciones, pero vuelven a dormir cuando éstas pasan. Queremos responsabilidad de nuestros parlamentarios, de nuestros gobernantes, en resumen, de los políticos. Ese dejar pasar no puede persistir.

Hoy queremos proclamar: no somos invisibles, nuestro trabajo es necesario, somos indispensables para el buen desarrollo del hogar, la familia y por consiguiente de la sociedad. Merecemos ser tomadas en cuenta por el aporte que hacemos a la productividad del país -en este año y medio casi lo hemos demostrado con creses-, aunque se haya instalado el mito que a lo único que nos dedicamos es a tomar mate y ver novelas.

Sean sinceros y piensen que sucedería si mañana el ama de casa de vuestro hogar decidiera no realizar las tareas que le competen. Algunas cosas podrían ser realizadas por personas idóneas (pero a qué costo) pero otras nunca podrían ser ejecutadas ya que hay un ingrediente que seguramente faltará. Es justamente el amor y la dedicación lo que hace al ama de casa insustituible, guardiana de la familia. Es por esto y por mucho más que estamos absolutamente convencidas que merecemos ser reconocidas como trabajadoras, aunque no seamos remuneradas.

 

¡FELIZ DÍA DEL TRABAJOR!

Nos sentimos incluidas


Agregar comentario

Requerido

Requerido

Opcional